Problemas de comunicación de Pareja (Terapia de Pareja)

¿Discutes mucho con tu pareja? ¿Os resulta difícil llegar a acuerdos, pactos o soluciones a vuestros problemas?,¿A veces piensas que no te entiende o que no te escucha? ¿Crees que vuestra relación cada vez es más monótona? ¿Os habéis planteado hacer terapia de pareja?

Si te identificas con alguna de estas preguntas es posible que tengas problemas de comunicación con tu pareja.

¿Por qué los problemas de comunicación con la pareja son tan peligrosos para la relación?

Los problemas de comunicación en la pareja pueden causar consecuencias graves en la relación puesto que llevan a malentendidos o a la sensación de no ser entendido/a. Una buena comunicación es la base del bienestar de la pareja, puesto que permitirá conectar con el otro/a, expresar lo que quiero o necesito y las expectativas que tengo respecto a la relación amorosa.
Se tiene que trabajar la habilidad de decir a la otra persona nuestros sentimientos, deseos y aquello que no nos gusta, de este modo haremos que la pareja crezca de manera saludable puesto que los sueños y los problemas tienen que ser compartidos y entendidos por la otra parte.

¿Cuáles son los errores de comunicación más frecuentes en las relaciones de pareja?
– Expresar los defectos y quejas constantemente, a veces diciendo muy a menudo aquello que no nos gusta y dejando de lado las alabanzas o la expresión de lo que nos gusta, pero si nos olvidamos del lenguaje positivo la otra persona puede pensar que solo nos fijamos en los aspectos negativos y que no nos fijamos en todo lo que hace por nosotros y sus calidades.
– Querer que la otra persona sea cómo nosotros queremos: este es un gran error, es importante querer a la persona tal y como es, obviamente se tiene que pactar y llegar a acuerdos en algunos aspectos, pero la esencia de la persona no la podemos cambiar a no ser que la otra persona quiera cambiar.
– Imponer nuestro criterio y/o no dejar que la pareja se exprese: a veces pensamos que nuestro punto de vista es mejor que el de nuestra pareja, y esto puede dar al otro/a la sensación de no sentirse escuchado/a o comprendido/a.
– Dar por hecho lo que nos dirá e interrumpir. Esto puede dar pie a mucha frustración y hacer que la comunicación de pareja no sea fluida.
– Manipular para conseguir lo que queremos: cómo tenemos una meta buscamos la manera de que se cumpla, pero sin pactarlo y escuchar el punto de vista del otro, esto puede dar lugar a que la pareja acabe accediendo a cosas con las que no está de acuerdo.
– Dar la razón, aunque no estemos de acuerdo, o evitar hablar de un tema por miedo al conflicto. A veces por miedo a discutir no hablamos, con tranquilidad, de aquello que nos preocupa o no damos nuestra opinión.

¿Cuáles son las consecuencias de los problemas de comunicación en la pareja?
-Faltas de respeto: no cuidar el lenguaje que usamos puede generar faltas de respeto constantes y gritos.
-No sentirse escuchado/da y entendido/a: sensación de que no importas al otro lo suficiente o que no tiene interés por las cosas que te pasan.
-Entrar en un patrón de comunicación de ataque y defensa: con la sensación de que la otra persona siempre te habla mal, lo que haremos será ponernos a la defensiva, se posible que al otro le esté pasando el mismo que a nosotros y con esto entramos en un círculo vicioso.
-Problemas de relaciones sexuales o falta de deseo sexual, si no se tiene una buena comunicación con la pareja acabará afectando al bienestar general, y concretamente a la sexualidad.
-Ruptura de la pareja: si no se solucionan los problemas de comunicación, irán en crecimiento y cada vez habrá más consecuencias negativas, así que muchas parejas acaban separándose.

Algunas pautas para mejorar la comunicación de pareja
La mejor solución se trabajar la comunicación para conseguir que sea lo más asertiva posible. La asertividad es un patrón de comunicación en el que se expresa los pensamientos, emociones y aquello que queremos de manera respetuosa hacia uno/a mismo/a y hacia la otra persona, de manera tranquila y apropiada a la vez que se quiere saber el criterio de la otra persona con la idea de entendernos y llegar a acuerdos si hace falta.

Algunas de las pautas de comunicación para mejorar la relación de pareja serían:
– Expresar amor y sus calidades positivas. Es importante para hacer sentir al otro bien dentro de la relación, sentirse querido/da y valorado/a es valioso. Y a la vez aceptar las muestras de afecto y las alabanzas.
– Decir que no. Estás en tu derecho de poder refutar peticiones sin sentirte egoísta o culpable.
– Pedir lo que necesitas o quieres, los otros no tienen por qué adivinarlo, es importante decirlo claramente para que no haya confusiones.
– Explicar lo que piensas y como te sientes, si quieres que tu pareja te entienda, esta es la mejor manera, expresarte libremente. Es importante hacerlo con continuidad, porque así evitaremos acumular resentimientos y explotar más adelante de una manera poco controlada.
– Hacer preguntas en vez de acusaciones
– Evitar generalizaciones del tipo “siempre” “nunca”, es mejor que nuestro lenguaje sea lo más directo posible.

¿Cómo te puede ayudar la terapia de pareja?
A veces es recomendable poder hablar abiertamente de los diferentes temas que nos preocupan dentro de la relación y tener a una profesional neutra delante nos ayuda para encontrar un punto en común, llegar a acuerdos y buscar soluciones para nuestros problemas.
En temas de comunicación la terapia de pareja ayuda a dotar de las habilidades necesarias para tener una comunicación adecuada con la que volver a conectar con la pareja.
La terapia de pareja ayuda a entender de dónde vienen las dificultades, cuales son las causas de lo que está pasando y ayudarnos a reconducirlo.

¿Cómo te puedo ayudar yo en la terapia de pareja que hago?
La terapia de pareja que hago es totalmente personalizada. La terapia la divido en tres partes, a la primera parte, quiero conocer la relación de pareja y la versión de cada uno de vosotros respecto al motivo de consulta de la terapia. A partir de esta información, hago un esquema donde relaciono los dos puntos de vista para entender cómo se desarrolla la situación que se quiere trabajar, esto lo hago porque ayuda a entender el posicionamiento de cada cual (y del otro) además, ver la situación de manera visual ayuda a marcar los objetivos de la terapia, es decir, marcar conjuntamente aquello que se quiere lograr durante el proceso terapéutico. A partir de aquí, se empieza a trabajar de manera activa, haciendo cambios, dando pautas y llegando a acuerdos y consensos con diferentes técnicas y recursos psicológicos.

Yo puedo ayudarte a solucionar los problemas de terapia. Contacta conmigo sin ningún compromiso.