¿Cuándo te miras al espejo no te gustas?, ¿Piensas que no haces nada bien?, ¿No te valoras a ti mismo/a?, ¿Eres demasiado crítico/a contigo mismo/a?, ¿No te gusta tu cuerpo?, ¿Te comparas constantemente con los demás?, ¿Crees que los demás no te valoran o te infravaloran?

Si has contestado “SI” a alguna de estas preguntas es posible que tengas un problema de baja autoestima.

¿Qué es la autoestima?

Todas las personas tenemos una serie de creencias sobre nosotras mismas, es decir, de cuáles son nuestras capacidades, emociones, cualidades, habilidades, maneras de pensar, etc. todo ello forma nuestra “autoimagen i autoconcepto”. La “autoestima”, es la valoración que cada uno hace sobre la percepción que tiene de uno mismo. Es decir, como valoro yo que soy. 

Dependiendo de cómo se haga esa autovaloración, tendrá consecuencias diferentes en nuestras vidas. Ya que es muy diferente verse a sí mismo como “listo/a” o como “tonto/a”, como “guapo/a” o como “feo/a”, como “trabajador/a” o como “vago/a”. Las personas con una autoestima sana se sienten bien consigo mismas, aprecian su propia valía y están orgullosas de sus capacidades, habilidades y logros. Las personas con baja autoestima sienten que no gustarán a nadie, que nadie los aceptará o que no son buenos en nada.

Por lo que las personas que se sienten bien consigo mismas, que tienen una buena autoestima, son capaces de enfrentarse y resolver los retos y las responsabilidades que la vida plantea. Por el contrario, los que tienen una autoestima baja suelen autolimitarse y fracasar.

La autoestima es el resultado de nuestras experiencias y vivencias vitales, se va desarrollando a lo largo de la vida según como nosotros nos vamos enfrentando a las diferentes situaciones.

Todos tenemos problemas con nuestra autoestima en determinados momentos de la vida, especialmente durante la adolescencia, cuando estamos descubriendo quiénes somos y cuál es nuestro lugar en el mundo. La buena noticia es que, como la imagen que tenemos de nosotros mismos va cambiando a lo largo del tiempo, la autoestima no es algo inamovible ni fijo de por vida. Así que, si sientes que tu autoestima no es todo lo alta que debería ser, puedes mejorarla.

¿Por qué es importante la autoestima?

Los sentimientos que tenemos hacia nosotros/as mismos/as influyen en cómo vivimos nuestras vidas. Las personas con una buena autoestima, sienten que se les quiere y aprecia, por lo que tienen mejores relaciones sociales. Son más proclives a pedir ayuda y apoyo a los amigos y la familia cuando la necesiten. Las personas que creen que pueden alcanzar sus objetivos y solucionar problemas tienden a rendir más en los estudios y en el trabajo. De manera que tener una buena autoestima te permite aceptarte a ti mismo y vivir la vida de forma plena.

 

¿Qué puedes hacer para mejorar tu autoestima?

La mejor manera para mejorar la autoestima es acudiendo a terapia psicologica, ya que es la solución más eficaz a la hora de tratar los problemas de autoestima. En ella el psicólogo-psicóloga te enseñará a pensar de una forma más constructiva y realista respecto a ti mismo, ayudándote a eliminar la constante autocrítica que te limita a la hora de enfrentarse a diferentes acontecimientos de su vida.

Algunos consejos para que puedas empezar a trabajar:

  1. Recordar los éxitos: Es importante encontrar las buenas cualidades y recordar los éxitos que has logrado en tu vida, por pequeños que a ti te parezcan. Tener presentes los buenos pensamientos te ayudará a valorarte y a elevar tu autoestima.
  2. No te compares con otras personas: cada ser humano tiene sus propias cualidades, habilidades y recursos, tú también los tienes. Es importante no buscar aquellos que te gustaría tener sino ser consciente de los que tienes. Al compararnos con los demás nos fijamos en aquellos que el otro tiene y dejamos de un lado los propios. Es importante recordar las propias oportunidades y todo aquello que aportamos a los demás.
  3. ¡Valórate!: haz una lista con todas las habilidades cualidades y observa cómo influyen en tu vida. Si no puedes detectar características positivas de ti mismo probablemente signifique que necesitas trabajar tu autoestima en profundidad.
  4. No pienses constantemente en el pasado. Tienes que ser consciente de que en la vida todos cometemos errores. Y no merece la pena volver a insistir, si ya has recapacitado sobre ellos en su momento, seguro que habrás aprendido de ellos, por lo que no continúes insistiendo en ello
  5. Haz actividades que te gusten y te resulten gratificantes. De ese modo disfrutarás y te resultará más fácil ver los aspectos positivos.

¿Cómo te puede ayudar la terapia psicológica que yo hago?

La terapia que realizo es totalmente individualizada y adaptada a cada persona. Tiene como finalidad ver qué factores están influyendo en tu autoestima y utilizar técnicas, recursos y herramientas psicológicas para ayudarte a valórate más y observarte de manera más objetiva, aprendiendo a quererte.

La terapia psicológica que utilizamos esta basada en el modelo Cognitivo- Conductual, el modelo dentro de la psicología considerado actualmente como tratamiento más eficaz para mejorar la autoestima. Mi idea como psicóloga es que seamos un equipo trabajando para conseguir los objetivos que te plantees y acabes queriéndote y sintiéndote satisfecho de quién eres y cómo eres.

¡Soluciona tu problema, yo puedo ayudarte! ¡Contacta!